Instituto Roosevelt sede principal: Carrera 4 Este # 17 - 50 Bogotá D.C. | PBX (571) 353 40 00 | Citas: (571) 353 40 16 |

"Tenenos un servicio que da respuesta a las políticas de salud mental del país" Dra. Liliana Betancourt, coordinadora de Unidad Salud Mental

RoosPSP-12

El Dr. Andrés Rodriguez quiere enviar un mensaje de reconocimiento por la labor desarrollada por la Dra. Liliana Betancourt, psiquiatra y coordinadora de la Unidad de Salud Mental del Instituto Roosevelt: “Por la seriedad que tiene en su trabajo, por la innovación, por pensar en un futuro sostenible,  por ponerse la camiseta del Roosevelt en contra de las adversidades del sector. Por meterle el alma al trabajo, por creer en esta organización y decidir caminar con nosotros”.

La doctora Liliana Patricia Betancourt Mahecha lleva cerca de 11 años laborando en el Instituto Roosevelt, es psiquiatra de niños y adolescentes y destaca que uno de sus principales logros consiste en haberle brindado un desarrollo por etapas a la Unidad de Salud Mental del hospital, la cual hoy está a la vanguardia de los requerimientos y las necesidades del país. Conoce más sobre su labor y sobre este importante servicio.

dra.liliana-betancourt-mahecha.psiquiatra

Comunicaciones: ¿Cuándo y cómo llegaste al Instituto Roosevelt?

Dra. Liliana Betancourt: Llegué al Instituto Roosevelt inicialmente como fellow de último año de Psiquiatría de Niños y de Adolescentes de la Universidad Javeriana. En ese momento estaba la vacante de la coordinación de la Unidad de Salud Mental y buscaban en el cargo a un profesional que además de psiquiatra infantil tuviera entre sus preferencias todo lo relacionado con la rama de la administración en salud. Cuando concluí mi rotación recibí el ofrecimiento del cargo por parte del director de Servicios Médicos el Dr. Ricardo Olmos, el cual acepté.

Comunicaciones: ¿Cuál ha sido el proceso y la transformación del equipo de Salud Mental del Instituto Roosevelt?

Dra. Liliana: La Unidad de Salud Mental se ha caracterizado por ser una construcción en equipo de un excelente grupo de trabajo, por eso, para esta respuesta me parecieron convenientes las opiniones de tres de las neuropsicólogas que han estado conmigo en este proceso, ellas son: Ana Cardona, Marly Uribarren y Alejandra Paris.

Al llegar a la Unidad, encontré un servicio de atención en psiquiatría infantil, con un enfoque neurobiológico y psicodinámico, rodeado pero no integrado, por los servicios de psicología y neuropsicología. La primera fase podría ser el aumento en la demanda de atención de consulta externa en psiquiatría tanto en niños como en adultos y la mayor participación del área de Salud Mental en los manejos conjuntos de niños hospitalizados.

Dada la alta frecuencia de patologías neurológicas en el Instituto, la visión de apoyo a los procesos de aprendizaje de los niños y el aumento de la demanda ya mencionado, se generó la necesidad de mejorar la prestación de servicios en procesos diagnósticos de alteraciones cognitivas, del lenguaje y dificultades para aprender, entre otros. Por esto, el equipo de neuropsicología aumentó en integrantes y se expandió para apoyar en juntas de trabajo multidisciplinario. Para el grupo de Salud Mental, posicionar al servicio de neuropsicología como un referente en Bogotá, podría ser considerado como una segunda fase.

A lo largo de una tercera etapa, se consolidaron varios espacios relevantes para el grupo de Salud Mental: la Junta de Sesión de Observación para el seguimiento de pacientes con trastornos generalizados del desarrollo y casos complejos en salud mental infantil y de adolescentes, los programas de rehabilitación cognitiva individual especializados en el tratamiento en niños con trastornos del aprendizaje, pacientes con daño cerebral adquirido y demencias, la participación de psiquiatría y psicología clínica en otros grupos de trabajo del Instituto, como el programa de ELA y la Junta de Rehabilitación Institucional.

En este último año se inicia una nueva etapa donde aquellos programas planteados en algún momento, se concretan. La demanda de servicios sigue en aumento, paralelamente con los profesionales de la Unidad para la sede de Propace y Roosevelt-Teletón en Soacha. Así mismo, ha incrementado la participación de psicólogos con formación en entrenamiento comportamental, para apoyar el programa de atención especializada de niños con trastorno generalizado del desarrollo y del espectro autista.

El proceso de la Unidad ha sido de crecimiento constante. Hoy en día contamos con 27 profesionales entre sede principal, Propace y Soacha. El espacio actual es de construcción de programas especializados, de carácter interdisciplinario, enfocados en la generación de estrategias de intervención que faciliten la inclusión de pacientes, la psicoeducación y la formación a cuidadores. Consideramos que nuestros programas dan respuesta a las necesidades actuales en salud mental de nuestra nación y por lo tanto, de nuestros aseguradores.

IMG_0265
compañeros-trabajo-dra-liliana-betancourt-psiquiatra1

Comunicaciones: ¿Cuáles han sido los principales logros alcanzados?

Dra. Liliana: La creación de un servicio que está dando respuesta a las políticas de salud mental implementadas recientemente en el país y la consolidación de un grupo numeroso de profesionales trabajando en beneficio de la salud mental, con una excelente calidad humana que es nuestra carta de presentación. Mantener la armonía entre 24 mujeres, que en conjunto con el resto del equipo, protegen la labor del proceso y siempre están en la búsqueda de cumplir los objetivos del mismo, es uno de los logros más relevantes.

Comunicaciones: ¿Cuáles han sido los retos más grandes?

Dra. Liliana: Lograr que la Unidad de Salud Mental (psiquiatría, neuropsicología y psicología)  sea visto en el Instituto como un servicio importante, que tiene el respeto, reconocimiento y la plena aceptación de especialidades como ortopedia, fisiatría, neurología y pediatría. Como es bien sabido, salud mental es un área estigmatizada en muchos espacios tanto sociales y, lamentablemente, profesionales en nuestro país.

Comunicaciones:  Después de este largo proceso, ¿a quién quisieras decirle GRACIAS?

Dra. Liliana: Durante estos años muchas personas han ido y venido, pero quien siempre ha estado ahí es el Dr.José Ignacio Zapata. Es la primera persona a quien siento la necesidad de agradecerle. Siempre he tenido su respaldo profesional y personal. En su gestión se han fortalecido las metas que nos hemos propuesto.Su filosofía ha sido consecuente con la proyección de salud mental: una salud mental moderna, caracterizada por procesos preventivos, de mejora y de rehabilitación.

Sigue agradecer a mi equipo de trabajo. Todas y todos son (y han sido) fundamentales en esta labor.

También quiero agradecer a un grupo de compañeros, que no pertenecen al grupo de salud mental, que me han apoyado, que como se los digo a ellos “gracias por hacer que todo sea un poco más fácil”.

A mis amigos del Instituto, que además de ser mis compañeros de trabajo, son las personas que han estado conmigo en momentos de alegría y también difíciles.

Al Dr. Andrés Rodríguez, porque desde su ingreso al hospital validó la importancia de salud mental y bajo su dirección se han llevado a cabo varios de los nuevos productos de nuestra área.

Y por último, a mi familia, como fuente de tranquilidad, amor y armonía. Una familia que me ha provisto de valores, en los cuales se ha basado mi profesión, enseñándome siempre el optimismo, la  búsqueda de la alegría y la preocupación por los otros. Aprovecho este espacio para decir que el concepto de familia es único y personal, que tener una familia no es siempre, padre, madre e hijos. Una familia puede estar conformada de personas de las cuales cada quien recibe amor y apoyo, pueden ser amigos, tíos, primos, compañeros y hasta una mascota.

amigos-dra-liliana-betancourt-psiquiatra1
foto-amigos.liliana-betancourt

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *