[vc_row][vc_column][vc_column_text]Queridos pacientes con enfermedades neuromusculares y familiares:

Estamos seguros de que tienen conocimiento de la pandemia que el mundo enfrenta actualmente, originada por una cepa de Coronavirus (Virus: SARS-COV-2) que causa la enfermedad COVID-19.

El SARS-COV-2 se puede encontrar en la saliva, las secreciones nasales y faríngeas tanto en individuos sintomáticos como asintomáticos.

Los síntomas de la enfermedad son típicamente fiebre, tos y dificultad para respirar, síntomas similares a cualquier enfermedad respiratoria. Sin embargo, es una infección que tiene un amplio rango de severidad, desde una enfermedad leve similar al resfriado común, hasta una dificultad respiratoria severa que puede conducir a la muerte. Es importante destacar que muchas personas infectadas pueden ser completamente asintomáticas, pero aun así trasmitir la enfermedad.

Las personas con enfermedades neuromusculares, tales como esclerosis lateral amiotrófica (ELA), atrofia muscular espinal (AME), distrofia muscular de Duchenne (DMD), otras distrofias musculares, miopatías no distróficas, enfermedades de la unión neuromuscular, polineuropatías, etc., pueden tener debilidad de los músculos respiratorios debido a su enfermedad de base.

Los pacientes con debilidad de los músculos respiratorios son más susceptibles a desarrollar casos graves de COVID-19. También, son más susceptibles los pacientes inmunocomprometidos o quienes reciben tratamientos inmunosupresores (por ejemplo: corticoides e inmunomoduladores usados en algunas enfermedades neuromusculares).

La Junta de Enfermedades Neuromusculares de la Alianza Roosevelt Teletón recomienda a sus pacientes:

Si usted es un paciente que está recibiendo ventilación mecánica no invasiva como BiPAP/CPAP, tenga en cuenta que este tipo de dispositivos puede generar aerosolización de fluidos de las mucosas respiratorias, lo cual incrementa la propagación viral. Queremos informarle a usted y a sus cuidadores sobre este riesgo y la forma de mitigarlo:

El SARS-COV-2 se transmite principalmente de persona a persona a través de gotitas expulsadas al respirar, toser, estornudar y por superficies contaminadas. La mejor manera de evitar contraerlo es:

Es importante que los cuidadores tomen todas las precauciones necesarias para evitar el riesgo de contraer COVID-19 y transmitir el virus a un paciente con una enfermedad neuromuscular. Se debe identificar un cuidador de respaldo que pueda brindar atención al paciente con enfermedad neuromuscular en caso de que su cuidador principal se enferme.

La Junta de Enfermedades Neuromusculares de la Alianza Roosevelt Teletón quiere asegurarse de que se mantenga saludable. Revise la información del Ministerio de Salud sobre cómo tomar precauciones ante esta emergencia sanitaria y busque atención médica si la necesita.

Si tiene preguntas pueden contactarnos en el correo: juntaneuromusculares@ioir.org.co

Estamos pensando en ustedes durante este momento difícil.

Cordialmente,

Junta de Enfermedades Neuromusculares
Instituto Roosevelt y Fundación Teletón[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *